Una persona solo está limitada por los pensamientos que elige

Es práctico revisar nuestros hábitos e identificar esas maneras de pensar que limitan nuestra imaginación y reducen su alcance. Hay que elegir los hábitos mentales que mejor nos permitan orientar nuestros pensamientos para que no supongan una limitación. Y para hacerlo, en primer lugar identifiquemos esos patrones de pensamiento que limitan esta flexibilidad tales como la procrastinación, rumiación, perfeccionismo excesivo, parálisis del análisis o la culpabilización a los demás.Nuestros pensamientos pueden abrirnos puertas o cerrárnoslas. Eso depende de nosotros. ¿Quieres que tus pensamientos te permitan crecer o por el contrario quedarte donde estás y no avanzar?¿Quieres conseguir algo? No te pongas limitaciones tú mismo.Haz que los pensamientos negativos sean simples visitantes identificando su causa, para que una vez entendidos, no vuelvan a afectarte. Mantén alegre tu actitud y aprende a dialogar contigo mismo. No admitas que tus pensamientos sean, lo que no deseas que sean.La vida está hecha de pensamientos y por eso debemos cuidarlos. Recuerda, eres lo que piensas.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *