Rosalynn Carter

Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir pero deben de estar

Para que un líder no fracase no existe una fórmula mágica. Los directivos de éxito son parecidos, en algunos aspectos, a los que fracasan.

La mayoría son ambiciosos, tienen fuertes habilidades técnicas, un gran historial de éxitos anteriores… pero todos tienen puntos débiles.

Para predecir si un directivo alcanzará el éxito, se establecen unas habilidades concretas, normalmente relacionadas con su ámbito de desarrollo profesional.

Pero, además, hay una serie de rasgos específicos que siempre se relacionan con la eficacia del liderazgo:

  • Elevado nivel de energía y tolerancia del estrés
  • Confianza en uno mismo
  • Estabilidad emocional y madurez
  • Integridad personal
  • Motivación de poder socializado
  • Baja necesidad de afiliación

¿Añadirías alguno más para ser un gran líder y conducir a las personas a dónde deben de estar?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat