Si no arriesgas nada, arriesgas aún más

Toma las riendas de tu vida y averigua qué es lo que realmente te apasiona, descubre eso que amas y te estás muriendo por experimentar o crear. No te limites, deja el miedo de lado y abre tu corazón y mente al flujo del universo. El coraje es lo que permite alcanzar éxitos y logros, desafiando los miedos. Desafía al miedo para que aunque puedas perder algo parcial, ganes algo aún mayor.

Ya sea viajar, crear tu nueva empresa, conocer otra persona o estar saludable, tienes que empezar por olvidarte del qué dirán. Y piensa si arriesgar es tu decisión de acariciar esa bella oportunidad de crecer y aprender y encontrar otros puntos de vista que nos ofrece la vida. Críticas no te van a faltar, pero tienes que aprender a esquivarlas y disfrutar de esa lluvia por fuerte que sea, enfocándote en ti.

Arriesga e invierte ahora, y recuerda que no tiene que estar todo perfecto para que empieces tus proyectos, empieza para que todo este perfecto. Arriesga sin miedo, apuesta por tus sueños y con tu corazón por delante. Eso que deseas está a tu alcance, solo es cuestión de salir y alcanzarlo. De arriesgar.

Si no arriesgas nada, arriesgas aún más. Porque ¿y si arriesgo y pierdo?… ¿y si mejor arriesgas y ganas?

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *