¿Quién te ha ofendido? ¡Nadie te ha ofendido!

«Las personas nos pasamos la mayor parte de la vida sintiéndonos ofendidas por lo que alguien nos hizo…» 
Pero, ¿quién te ha ofendido? ¡Nadie te ha ofendido! Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren. Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes por qué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron alteradas. Tus ideas son las que te lastiman. Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual forma y no lo hizo…Tu pareja no te ha hecho nada. Si esperabas una promoción laboral, y no llega…En tu empresa no existe complot contra ti, la empresa no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas se tuvieran contigo y las que realmente viviste, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando consigas controlar esta fuente de carga negativa

Te recomiendo reflexionar sobre las 9 reglas básicas para no sentirte ofendido:

1) Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas

2) Deja a las personas Ser

3) Nadie te pertenece. Vive y deja vivir

4) Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias

5) La perfección no existe. Ni el padre, ni el amigo, ni la pareja.. somos perfectos

6) Disfrutade la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo

7) Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación de por qué lo hizo. Y perdónala

8) A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo

9) Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descárgate (no confundir con desquitarse) con alguien para dejar fluir el dolor

El no ofenderte es una forma de decir, «Yo tengo el control sobre cómo me voy a sentir, y elijo sentirme en paz, sin juzgar » Cuando te sientes ofendido, estas juzgando. Es juzgar a alguien como estúpido, insensible, mal educado, arrogante, desconsiderado, o tonto, y entonces te encuentras a ti mismo ofendido por su conducta, porque esperabas TÚ algo diferente. Lo que no te das cuenta es que cuando juzgas a otra persona, tú no los defines. Tú te defines a ti mismo como alguien que necesita juzgar a otros. Así como nadie puede definirte con sus juicios, tú tampoco tienes el privilegio de definir a los demás

Y ahora…¿vas a seguir permitiendo que alguien te ofenda?

 

0/5 (0 Reviews)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat