PIENSA GRANDE.PIENSA ALTO.

Si expectativa entendemos como la posibilidad razonable de que algo suceda, lo primero que deberías conocer es qué expectativas tienes.

¿Qué te has planteado conseguir en un próximo horizonte que contribuya a mejorar tu vida personal y/o laboral? ¿Te has marcado algún objetivo para este año? ¿Un mejor trabajo, un aumento de sueldo, un viaje soñado, una nueva relación, algo nuevo que aprender, un nuevo rumbo…? Bien, pues es ese es el primer paso.

Ahora vamos con el tamaño. Mi propuesta es que pienses en grande. Piensa sobre tu objetivo y no te importe picar alto. No te de pudor ni te avergüences de intentar llegar hasta la última planta del edificio más alto que quieras construir. Deja los pisos bajos a los que no se atreven. Porque cuanto más alto coloquemos nuestra aspiración, más deberemos esforzarnos y más lejos llegaremos. Y deja de pensar en las consecuencias de fallar, porque es humano.

No te conformes con vivir a ras de suelo si sientes el anhelo de volar. Yo por mi parte, el pasado sábado cumplí con una de mis expectativas y salté desde un avión PC6 Pilatus Turbo Porter desde una altura de 4.000 metros sobre el campo y 50 segundos de caída libre.
Y ahora mis expectativas son más altas y más grandes.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat