No importa lo despacio que vayas, siempre y cuando no te detengas

La carrera de la vida, es una carrera de paciencia, constancia, disciplina y perseverancia, así que… ¡No importa lo despacio que vayas, siempre y cuando no te detengas! Y no detenerse va en ese sentido, va en hacer, en conseguir, en alcanzar, en dejarse de hablar y empezar a actuar, en dejarse de soñar sin acciones, en remangarse y pelearse en la arena de la realidad. Eso es lo que cuenta, lo que haces día a día, sin importar lo despacio que lo hagas.

Por eso, no depende tanto de la velocidad a la que vayas sino que nunca, nunca, nunca ceses en esa velocidad, que nunca te pares, que nunca dejes de avanzar. ¡Siempre hacia adelante!

Avanza aunque sea lento.. Avanza aunque sea rápido. Mantente en movimiento.

Nada sobre esta tierra puede detener a quien posee la correcta actitud mental para lograr su meta, aunque lo haga despacio.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat