El mejor momento, es ahora

Si tienes una idea, empieza hoy. No esperes

Esta es la realidad: nunca antes ha habido un mejor momento para emprender y hacer que tus ideas tomen forma, que AHORA. El conocimiento y los recursos necesarios para emprender nunca han sido tan accesibles. Ya no tienes que hipotecar los ahorros de tu vida para crear una empresa, ni siquiera necesitas una oficina.

Internet se convirtió en una plataforma para experimentar con ideas de negocio a nivel local, y escalarlas globalmente. Nuevos modelos de negocio y tecnologías disruptivas acabaron con el paradigma de que las economías de escala son una ventaja competitiva invencible. Las redes sociales le permiten a cualquiera llegar a audiencias enormes con soluciones para sus necesidades específicas.

Y cuando decidas emprender, ¡emprende en grande!. Para tener éxito en un mercado sin fronteras necesitas otro nivel de determinación. Un nivel de determinación que solo se logra cuando sabes que tu trabajo trasciende tus intereses personales. Cuando sabes que tu trabajo hace mejor la vida de otros y les resuelve problemas importantes.

La manera más fácil de crear un producto o servicio es diseñar algo que a ti te gustaría usar. Eso te permite saber si lo que haces funciona o no sin tener que hacer estudios de mercado o grupos focales. Cuando construyes algo para otra persona tienes que adivinar cuáles son sus necesidades. Cuando construyes algo para ti sabes exactamente si tu solución sirve y cuánto vale. Piensa en lo que te verdaderamente te apasiona y en lo que eres verdaderamente único. Si tú estás convencido, no tengas la menor duda de que convencerás.

Cuando tengas una idea, no esperes, actúa. Las ideas no valen nada, ningún cliente compra una solución imaginaria. El éxito proviene de la ejecución. ¡Atrévete a hacerlo!

No tener tiempo no es una excusa para no arrancar. Es la traducción de “no lo deseo lo suficiente”, “no estoy lo suficientemente apasionado por la idea”. No tienes que renunciar a tu trabajo para emprender. Puedes empezar a trabajar por las noches y fines de semana. Eso es suficiente tiempo para descubrir si tu idea te apasiona o si es solo un interés pasajero. Cuando deseas algo lo suficiente, consigues tiempo sin importar tus obligaciones.
El momento perfecto nunca va a llegar. Siempre estarás muy ocupado haciendo unas cosas u otras. Es tu responsabilidad hacer tus sueños realidad, empieza hoy.

¿Preparado para comenzar?

0/5 (0 Reviews)