Ernest Walton

Lo que es negocio de todo el mundo no es negocio de nadie.

Vivimos una época en la que parece que con poca inversión, poco esfuerzo y muchas fotos en las redes sociales, ya está nuestro negocio funcionando.

La cuestión no es la idea en sí, hay muchas, solo tienes que explorar las actividades profesionales y mercados que ya existen para inspirarte. La cuestión es cómo implementar esa idea y cómo hacer crecer tu proyecto convirtiéndolo en negocio.

Piensa en que va a requerir inversión, no te obsesiones con el producto sino en resolver problemas. Piensa en los obstáculos que vas a encontrar y en cómo los vas a superar.

Hazte visible y no pienses que tu contenido/producto/servicios es tan bueno que la gente lo compartirá compulsivamente. No vas a conseguir clientes solamente creando tu página WEB y de Facebook, tu cuenta en Twitter y en otras redes. Te recomiendo que hagas llamadas en frío, visitas, seminarios… sé creativo, comprueba los resultados de las acciones de marketing. Prueba y mide, y si no funciona, cambia de estrategia. Deja de perseguirlo todo. Piensa en invertir en publicidad rentable, que llegue a tu mercado objetivo. Implementa métricas que te ayuden a ver el retorno de inversión de tu dinero y esfuerzos.

Porque lo que es negocio de todo el mundo, no es negocio de nadie.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat