La lógica nunca cambiará la emoción o la percepción

Nada nos hace sentir tan humanos como las emociones. Sin embargo somos una amalgama de emociones, percepciones y pensamientos lógicos. Todo esto da como resultado una forma de ser y de actuar. Y las emociones, son tan humanas, como el hecho de que nos hacen dependientes. Cuando un sentimiento poderoso nos invade ocupa casi todo el espacio de nuestra mente y consume buena parte de nuestro tiempo. Si ese sentimiento es indeseable, sólo hay una forma rápida de eliminarlo, de sacarlo de nuestra mente: otra emoción, otro sentimiento más fuerte, incompatible con el que queremos desterrar. Ciertamente, nuestras emociones tienen más fuerza de la que podemos imaginar y determinan la mayor parte de nuestra conducta. Elegimos a la pareja de la que nos enamoramos, aunque no nos convenga. Nos empecinamos en nuestras opiniones y apuestas incluso cuando sabemos que no están justificadas. Las emociones influyen en nuestras reacciones espontáneas, en nuestro modo de pensar, en las decisiones que tomamos, en nuestra comunicación con los demás y en nuestro modo de comportarnos. La lógica nunca cambiará la emoción o la percepción, porque la lógica necesita más experiencia, más tiempo y un grado mayor de habilidad para construir razones, que para dejar nacer emociones.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat