No te estoy diciendo

La clave es sacrificio y esfuerzo

Buenos días,

¿Cuántas veces me habré dado por vencido al no conseguir lo que quería? ¿Cuántas veces habré pensado que estaba dando el 100% cuando no era así? ¿Cuántas veces habré dicho “no puedo más” solamente por no sufrir un poco más? Todo lo que vale la pena, cuesta. Nada se consigue sin esfuerzo. Pero ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar?

Las personas que han conseguido lo que de verdad estaban buscando en su vida, no lo hicieron de la noche a la mañana, no se levantaron un día con buen pie y lo lograron, no. Detrás de todo lo que admiramos por conseguir o por llegar a ser, hay una vida de sacrificio y esfuerzo, no conformándose con dar el 100%, y aportar el 110% en cada momento.

Todo por lo que luchas acaba llegando, y si no llega, es porque te has dado tu por vencido.

Y no te estoy diciendo que será fácil, te estoy diciendo que valdrá la pena.