Desmontando el propósito, visión y valores de una empresa

Desmontando el propósito, visión y valores de una empresa

Continuando con el artículo del Six Pack del Empresario que publiqué hace unas semanas, hoy vamos a profundizar en la que considero la herramienta que en primer lugar deberíamos abordar en cualquier proceso de Transformación, y que curiosamente es la menos desarrollada sobre todo en el segmento Pyme. Me refiero al Propósito, la Visión y los Valores.

Existe infinita y enrevesada documentación en Internet sobre estos conceptos, encontrando en diferentes fuentes solapamientos sobre lo que es el Propósito, la Misión, Visión… Haciendo distinciones entre ellas por el horizonte temporal, la localización, por cómo se construye…

Por eso muchas veces cuando hablo con empresarios, tienen muchísimas dudas de cómo entenderlo y formularlo, lo que hace que se diluya su importancia y lo consideren “algo complicado sólo apto para empresas más grandes”.

Y es que, tal y como comentaba en el artículo en el que hablaba sobre las diferencias entre el Coaching, la Consultoría y la Formación, a veces no hay mayor desinformación que el exceso de información y de definiciones complejas y enrevesadas…

Por eso en este artículo voy a daros unos criterios propios muy sencillos para su formulación con ejemplos particulares para que cualquiera pueda formularlos de forma sencilla y práctica.

MISIÓN o PROPÓSITO

Aunque en ciertas fuentes hacen distinciones entre ellos, yo los encuadro en el mismo concepto, y personalmente prefiero denominarlo por la segunda acepción.

El Propósito es el objetivo que quieres cumplir como organización, la propuesta que haces a la sociedad, cuál va a ser la huella que quieres dejar… Debes definir QUÉ vas a aportar, a QUIÉN y cómo te quieres diferenciar. De forma más concreta, deberíamos responder a la siguiente pregunta

¿Cuál es la razón de ser de la empresa/ organización…?

Cumple además con una función de alineamiento e inspiración para los trabajadores, ya que individualmente responde a la pregunta «¿Cuál es el valor de mi trabajo aquí?».

El Propósito es la brújula que a ti como empresario, te guiará en todas tus decisiones estratégicas, y el que marcará el camino a los empleados para que sus labores particulares estén alineadas con los objetivos compartidos.

Como ejemplo personal, mi propósito como coach Empresarial es:

Buscar la tranquilidad y felicidad de las personas, ayudando a que recuperen la ilusión en el proyecto empresarial en el que se embarcaron en su día, sea como emprendedor o como colaborador o empleado, y que disfruten de la experiencia.

VISIÓN

Sobre este aspecto es sobre el que más variedad vas a encontrar sobre su definición. Se habla de que se deben formular las metas a largo plazo, definir los logros a los que se aspira en un futuro… Es básicamente donde más confusión se crea y donde la gente suele tirar la toalla a la hora de formular estos principios.

Particularmente, me gusta enfocar la Visión como el CÓMO. Una vez definido ese Propósito en el que definimos QUÉ vamos a aportar y a QUIÉN, el siguiente paso que en mi opinión debe definir una persona u organización, es el CÓMO quiere realizarlo.

Aquí debemos hacer hincapié en:

  • Cuál es el valor añadido que aportas.
  • Qué característica única te hace diferente.
  • Las palancas y herramientas que vas a manejar para hacer realidad tu Propósito.

Volviendo al ejemplo práctico, ¿Cuál es mi visión como Coach de Negocios? ¿CÓMO puedo hacer realidad el buscar la tranquilidad y felicidad de las personas, ayudando a que recuperen la ilusión en el proyecto empresarial en el que se embarcaron en su día?

  • Democratizando las herramientas, metodologías, workframes y demás conocimientos que he aprendido durante los más de 20 años que he trabajado en grandes corporaciones multinacionales y ponerlas a disposición del tejido pyme.
  • Analizando escrupulosamente los problemas, preocupaciones y necesidades aparentes de mis clientes, y detectando las razones subyacentes de esta situación para atacarlas de raíz.
  • Personalizando todo el proceso (las herramientas, su diseño, su adopción…) a las estrictas necesidades de la persona y/o organización.
  • Implementándolos a través de un proceso de acompañamiento en su adecuación para sus organizaciones de una forma práctica y sencilla, potenciando su participación, empoderamiento y confianza en sus propias capacidades de gestión.
  • Creyendo en las personas, en el desarrollo de su talento y en la conexión entre ellas para hacer de las empresas un lugar más competitivo y mejor.

VALORES

Los Valores son como, permitidme el paralelismo, los mandamientos en la religión. Son aquellos PRINCIPIOS que van a orientar las acciones y decisiones de la organización.

Son tu sello como organización y la referencia cuando surjan dudas tácticas en decisiones del día a día.

Cuando no sepas qué decisión tomar, tanto de forma estratégica como sobre todo táctica, invoca a tus Valores y seguro que clarifican tu camino. Si aún así tienes dudas, recurre a tus Visión  y Propósito.

No olvides que deben ser breves, claros y concisos, sin margen a la ambigüedad.

En mi caso los valores que rigen mi actividad son:

  • Las Personas son sin duda el activo más importante de una organización.
  • Escucha, empatiza y ponte en los zapatos de los demás.
  • Ante la duda, prioriza siempre la solución más sencilla.
  • Sonríe, sé alegre y contágialo.

Espero que estas sencillas recomendaciones os sean de utilidad.

firma email lortu iker 01

Ir arriba
WhatsApp chat