Cosechando recompensas múltiples

«Por cada esfuerzo disciplinado, obtenemos múltiples recompensas» 

¡Qué concepto el de Jim Rohn! Si eres honesto, justo y paciente con otros, tu recompensa se multiplicará. Si entregas más de lo que esperas recibir, tu recompensa será mayor a lo esperado. Pero recuerda: la palabra clave aquí, como bien puedes imaginar, es disciplina

Todo lo valioso requiere cuidado, atención, y disciplina. Nuestros pensamientos requieren de disciplina y nuestras acciones todavía más. Debemos consistentemente determinar nuestros límites internos y nuestros códigos de conducta, de otro modo nuestro pensamiento se vuelve confuso. Si nuestras ideas se vuelven confusas, nos perdemos irremediablemente en el laberinto de la vida. Los pensamientos confusos, producen resultados confusos

Para aplicar «Para cada esfuerzo disciplinado, existen recompensas múltiples.», aprendamos y apliquemos la disciplina de enviar un mensaje a un amigo, la disciplina de pagar a tiempo lo que debemos, de llegar a las citas a tiempo, de usar el tiempo de forma más eficaz, la disciplina de prestar atención a las cosas, de ahorrar, la disciplina de reunirse regularmente con asociados, amigos, pareja, hijo o padre, la disciplina de aprender todo lo que pueda aprender, de enseñar todo lo que pueda enseñar, de leer todo lo que pueda leer.

Para cada disciplina, múltiples recompensas. Por cada libro, nuevos conocimientos, por cada logro, nuevas ambiciones, por cada contratiempo, nuevos entendimientos y oportunidades por cada fracaso, nuevas determinaciones. La vida es así. Hasta las malas experiencias de vida proveen su propia y especial contribución. Una palabra de aviso para los que descuidan la necesidad de atender las disciplinas de la vida: cada cosa tiene su precio. Cada cosa afecta a las demás cosas. Descuide la disciplina y habrá un precio que tendrás que pagar. No todo se puede dar por hecho para siempre.

Sin la disciplina de prestar atención constante y diaria a las cosas, tendemos a dar las cosas por hechas. Seamos serio. La vida no es una sesión de práctica.

Piensa acerca de tu vida en este momento. ¿Qué áreas necesitan atención ahora mismo? ¿No sería éste el momento ideal para examinar su necesidad de una nueva disciplina? No te rindas, da el paso adelante

No esperes a que las cosas se deterioren tan drásticamente para que otra persona imponga disciplina en tu vida. ¿No sería esto algo trágico? ¿Cómo podrías explicar que hay alguien que piensa más por ti de lo que tú mismo piensas acerca de ti?

La forma más valiosa de disciplina, es la que se impone uno mismo

 

0/5 (0 Reviews)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat