Adaptar empresa a nueva realidad

Adaptación de la empresa a la nueva realidad

Hemos de pararnos a pensar, cuál es nuestra realidad actual, qué ha cambiado, porqué ha cambiado, y qué ha producido el cambio.

Actualmente estamos en un entorno VICAH, volátil, incierto, complejo, ambiguo e hiperconectado, hemos de adaptarnos al cambio, para ello es importante darles valor a las personas, que son la base de las empresas, para ello analizaremos tres aspectos importantes:

1- ¿Cómo adaptar tu empresa a lo que pide la sociedad en la actualidad?

Actualmente las personas tienen más voz, y se manifiestan con más libertad, hay más sensibilidad en lo que sucede en nuestro entorno, en el mundo y el impacto que tienen nuestras acciones.  Crece la responsabilidad individual, generando un cambio cultural en la sociedad que impacta en las empresas

Nuestros clientes también son cada vez más responsables con el entorno, y además las empresas también solicitan empleados con valores, todo está cambiando…

Las empresas del siglo XXI, ya no solo producen mercancías, se les pide mucho más, han de estar alineadas con la sociedad y ser empresas con un propósito. Las empresas han de aportar un bien a la sociedad, contribuir con el bienestar de su entorno, siendo responsables con lo que hacen, para quien lo hacen y con quien lo hacen posible, tienen un impacto social. Las empresas que tienen este propósito son capaces de transformar su entorno, llevando a la reconciliación de la empresa con la sociedad, que muchas veces ha estado en entredicho.

¿Qué es el propósito?

Es una meta ambiciosa y relevante, en el ámbito en el que opera la compañía.  Con el propósito se consigue motivar a las personas de la organización y al entorno. Inspirar a la dirección a definir la estrategia, y definir indicadores que midan el impacto en la sociedad.

Las empresas con propósito son las que cambian el mundo. Tienen valores como la integridad, la honestidad, la lealtad, la responsabilidad social, la humildad y la justicia. Los profesionales que trabajan en estas empresas están más satisfechos con su trabajo, y esto hace que su rendimiento crezca, aumenta la productividad y la rentabilidad.

Las empresas con propósito:

*Generan valor dentro de la compañía, en los clientes y en toda la cadena de valor

*Involucran al equipo humano en el propósito

*Se viven los valores, en todas las actividades de la empresa

*Invierten en el equipo humano, buenos salarios, formación, y bienestar

*Hacen que el negocio sea sostenible, generando valor a largo plazo a sus socios y propietarios

*El modelo de negocio genera beneficios e impacto social positivo

2- ¿Cómo liderar para transformar la empresa?

Si las empresas cambian y se transforman, sus líderes también deben cambiar. Hay que establecer un estilo de liderazgo que promueva continuamente el talento y la disrupción.

Las habilidades de los líderes disruptivos han de cambiar, han de evolucionar las habilidades existentes, y crear nuevas habilidades, importantísimas la comunicación y la innovación.

COMUNICACIÓN

Las 5 habilidades de una comunicación poderosa: POSITIVA, CONSTRUCTIVA, REFLEXIVA, INSPIRADORA Y RETADORA.

Los nuevos líderes han de entrenar y conservar el talento en sus organizaciones, fomentar la inteligencia colectiva, y empoderar a su personal

Han de ser cazadores de oportunidades, siempre con mejora continua, utilizando la inteligencia colectiva.

INNOVAR

Estos nuevos líderes incorporan el hábito de la reflexión, se cuestionan todas sus actuaciones, son capaces de arriesgarse, probar y atreverse a hacerlo.

Buscan la eficiencia en la explotación, con la innovación continua.

Los líderes disruptivos construyen un modelo de empresa dinámico, y una forma de trabajo totalmente diferente, basada en la confianza, no en el control.

3- ¿Cómo mejorar el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo, en las empresas actuales, debe basarse en la CO-CREACIÓN, el trabajo ha de ser colaborativo. Hay que romper las estructuras organizativas rígidas actuales, y los estilos de trabajo instaurados. El modelo de estructura jerárquica reduce la creatividad y la innovación, ya que no empodera a sus empleados para ser capaces de ir más allá en sus proyectos.

Los nuevos modelos de trabajo en equipo, permiten ser ágiles para dar respuestas a las necesidades del mercado, permiten ser flexibles para adaptarnos a las novedades constantes, tecnológicas y sociales, y permiten la adaptación veloz al cambio.

Hemos de conseguir crear un modelo organizativo en las empresas que sea flexible. Este modelo ha de sustituir el control por la confianza, ha de creer en las personas, ha de ayudarlas a desarrollarse, y eliminar en los equipos de trabajo el miedo a equivocarse.

Todo esto se consigue con dinámicas de aprendizaje continuo, y empoderando a las personas y equipos en la toma de decisiones.

El modelo organizativo flexible permite nuevas dinámicas de trabajo, incorpora la co-creación, autonomía en la toma de decisiones, dinámicas de trabajo colaborativas, proyectos en lugar de funciones, y fomenta ser emprendedores dentro de nuestra propia empresa.

Las empresas se enfrentan al gran cambio, aprender a fomentar la inteligencia colectiva, han de adaptarse a la nueva realidad, para ser rentables, y ser duraderas en el siglo XXI.

¿Quieres que tu empresa sea una organización del siglo XXI? INNOVACIÓN Y ADAPTACIÓN, no lo dudes, y atrévete. En LORTU te ayudaremos a adaptar tu empresa a la nueva realidad. Puedes contactar con nosotros en el teléfono 650 953 262 o escribirnos al correo maria@lortucoach.com

Ir arriba
WhatsApp chat