Los días más felices son aquellos que nos hacen sabios

Relacionar íntimamente la felicidad con la capacidad de reconocimiento de la propia experiencia, la aptitud y decisión de valerse del conocimiento con éxito y el entendimiento para alcanzar nuestras metas, así como resolver problemas, evitar o impedir peligros, aconsejar a otros o ayudar, es aceptar la conexión entre felicidad y sabiduría.

Implica buscar aprender en cada circunstancia, capitalizar lo andado para construir el presente, encontrarse genuina y comprometidamente con los otros, y hallar disfrute en lo cotidiano.

Es desechar la comodidad natural de aceptar lo que llegue, por el de las elecciones conscientes.

Permitamos que el intercambio de ideas y experiencias, nos ayude a aprender y, sobre todo, a reaprender. Y a cargar baterías para seguir trabajando y seguir adquiriendo sabiduría apasionadamente. Día a día.

Las personas más felices no tienen de todo lo mejor, sino que hacen lo mejor de todo. Porque la felicidad vive en el interior de cada uno, y la sabiduría se construye desde ahí mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat